Desde el año 2001 ebroker se constituye como un importante proyecto tecnológico independiente promovido empresarialmente por corredores de seguros conscientes de la necesidad de impulsar nuevos vectores de desarrollo para las empresas de mediación aseguradora.

¿Por qué ebroker? Porque era preciso un software, una plataforma de tecnología para corredores de seguros impulsada empresarialmente por corredores de seguros y desarrollada como proyecto independiente y abierto al mercado.

Hoy por hoy resulta difícil concebir la actividad de la mediación de seguros al margen de los beneficios y posibilidades que reporta la aplicación de las nuevas tecnologías. Administrar eficaz y productivamente un entorno de correduría de seguros, o mantener una actividad diaria fluida con entidades aseguradoras, pueden ser ejemplos evidentes en los que las tecnologías de la información y de las comunicaciones pueden contribuir activamente a hacer más moderna y competitiva la actividad del mediador de seguros.

El proyecto ebroker ha evolucionado en estos últimos años desde la concepción de un simple software para corredores de seguros y su gestión hasta la percepción real de una herramienta global de atención a las necesidades organizativas y de conectividad sectorial. Empresas de mediación, aseguradoras, proveedores de servicios y clientes ocupan un espacio común de relación definido por las nuevas tecnologías y la era Internet. Internet está suponiendo un importante cambio en la forma de entender y hacer negocios  y el sector asegurador no es ajeno a ello.

Empresarialmente se ha articulado y financiado con recursos materiales y humanos para que ebroker y el entorno tecnológico que lo soporta sirvan de pasarela para los corredores  de seguros y sus proyectos hacia nuevas oportunidades de negocio y beneficios profesionales y empresariales.

No es posible gobernar actualmente ningún proyecto en materia de distribución de seguros sin una base sólida de tecnología que dote  de eficiencia funcional, cohesión operativa y conectividad sectorial.